Las más hermosas canciones en el flamenco

El flamenco es una expresión artística sublime y llena de pasión, que se presenta en dos variantes, casi siempre mezcladas deliciosamente: la música y el baile. En cuanto a la música, el cante y la guitarra destacan como protagonistas, aunque existen otros acompañamientos como la percusión y las palmas, que también son importantes.

Se trata de una manifestación artística con alma, que requiere de manos virtuosas en los instrumentos, voces que sepan transmitir emociones para el cante, y bailaores expresivos, coordinados, con un control total de su cuerpo, para acompañar la música con la gracia de sus movimientos.

Los palos del flamenco

En el flamenco se conoce como “palo” a cada una de las diferentes variedades del cante tradicional. La variedad de palos, se debe a los cambios y adaptaciones que con el tiempo se fueron realizando según el territorio, pueblo, barrio y etnia.  Esto hace que el flamenco sea rico y a la vez complicado de aprender, ya que se pueden contar al menos 50 palos, cada uno de ellos con su propio ritmo, y en caso de que sea un palo bailable, se debe interpretar con un tipo de danza diferente.

Para hacer más sencillo de entender el asunto, podemos dividir los palos del flamenco en dos categorías o estilos:

El flamenco jondo (Hondo)

Se trata de un estilo musical que expresa sentimientos intensos, profundos y con frecuencia trágicos. Aquí se tratan temas como el amor, el desengaño y las penas. Es un tipo de flamenco intenso y un tanto difícil de comprender para aquellos que no estén empapados de las matices de este arte. Cuando se baila, se hace de una forma profunda e íntima, con movimientos corporales expresivos que muchas veces suelen trasmitir la angustia que el cante relata.

El flamenco festero

Es la ramificación más alegre de este arte. Como su mismo nombre lo indica, se trata de un tipo de música dirigido a las fiestas, al goce las celebraciones típicas de Andalucía. Esta categoría se tratan temas alegres, sobre fiestas, amor, lugares, recuerdos, sentimientos y cualquier cosa que evoque felicidad, algunas veces pueden ser cómicos.

Son muchos los palos del flamenco, y lo que todos tienen en común es que están impregnados de sentimientos; su inmensa expresividad no deja indiferente a nadie.

Las más hermosas canciones de flamenco

Hemos realizado una selección las mejores y más hermosas canciones flamencas, aclamadas en grandes festivales y disfrutadas por millones de personas en todo el mundo. Un trozo de historia, cultura  y tradición ensamblada armoniosamente en cada pieza musical.

Soy gitano – Camarón de la Isla

Esta canción, perteneciente al disco homónimo, marcó un antes y un después en la historia del flamenco, gracias a la magistral interpretación de Camarón, un revolucionario del cante que con sus aportes estableció la pauta que seguirían los demás cantores de su época (año 1989) y los que vendrían después. Fue el primer disco de oro en España para este artista, logrando vender 500.000 copias.

Tratante de vara larga – Remedios Amaya

En el año 1997 se estrenó esta canción y rápidamente se hizo un espacio dentro del mundo del flamenco. Remedios Amaya, oriunda de Sevilla y de origen gitano ya contaba con una amplia trayectoria en la industria musical, siendo representante de España en el Festival de la Canción de Eurovisión. Su voz privilegiada ha obtenido excelentes críticas por el gran sentimiento que impregna en su interpretación.

A clavito y a canela – Paco de Lucía

En el año 1961, Paco de Lucía se anotó uno de sus grandes éxitos, “A clavito y a canela” fue una hermosa composición dedicada al amor, que se robó los corazones de millones de personas incluso fuera de España. Este gran compositor y guitarrista flamenco recibió influencia de los grandes del flamenco como Niño Ricardo y Sabicas, lo que se tradujo en canciones potentes y llenas de pasión con el promo code, además se abrió a nuevos escenarios fuera de los tradicionales tablaos flamencos, llegando a actuar en Norteamérica y Japón.

Punta y tacón – Sabicas

Se trata de un himno del flamenco puro y tradicional. Una melodía hermosa digna de un maestro de la guitarra flamenca como lo fue el gran Sabicas, quien inspiró a muchas generaciones, incluso hasta la actualidad, y se lo considera el principal impulsor del flamenco a nivel internacional. Punta y tacón es un emblema de lo que es la guitarra flamenca, llena de pasión y de una inédita belleza. Se trata de una de las piezas más hermosas del amplio repertorio de este virtuoso de la guitarra.

Rosas del amor – Tomatito

Una preciosa pieza musical que evoca al romance y las sutilezas del amor, salida a mediados del año 1987 y perteneciente al guitarrista flamenco José Fernández Torres, mejor conocido como Tomatito. Esta canción la podemos escuchar frecuentemente en los tablaos flamencos de España. Una canción con la que participó como solista en diversos festivales, perteneciente a un trabajo discográfico que le valió el Premio Lucas López en el año 1988.

¡Qué bonito! – Rosario

Como bonus, Dejamos esta pieza para último, pero no por eso es menos importante. En el año 1996 surge una maravillosa canción, en la voz de la inigualable Rosario Flores. Se trata de una canción compuesta e interpretada por ella misma, llena de melancolía y una voz rota que colma de sentimientos la melodía de la guitarra. Esta canción esconde una historia particularmente dolorosa para esta intérprete, ya que entre sus letras se esconde el recuerdo de haber perdido a su madre y a su hermano con tan solo quince días de diferencia. Quizás sea por el dramatismo contagioso de su voz, dado el sentimiento tan profundo que la embargaba, que el disco “Mucho por vivir” que contenía la canción, logró vender más de 400.000 copias tan solo en España. Posiblemente esta sea una de las canciones de flamenco más hermosas dada la impresionante voz de Rosario y el sentimiento que la nutre y la hace brillar en cada puesta en escena en la que interpreta esta canción.